Marco teórico y metodología

Marco teórico

Desde Rizoma Consultora, consideramos que todos los dispositivos de trabajo que se ofrecen a los consultantes (mentorías, talleres grupales, cursos, capacitaciones, procesos de orientación vocacional), están basados y atravesados por la promoción de la salud mental y la perspectiva de derechos, en tanto se motoriza en quienes acompañamos:

  • El completo protagonismo en la construcción de un proyecto vocacional, laboral y/o profesional.
  • La interpelación crítica de mandatos familiares, culturales y sociales en relación al campo vocacional y laboral.
  • La desalienación del desgaste ocupacional y de la “auto explotación”.
  • La capacidad de cuestionar matrices previas (familiares, sociales y culturales) en relación a la vinculación con el mundo del trabajo y los proyectos vocacionales.
  • La posibilidad de identificar las habilidades y competencias que se manifiestan en las labores cotidianas y no son producto del entorno, sino de producción propia y singular del sujeto.
  • La búsqueda vocacional, como un proceso inacabado que permite arribar a conclusiones provisionales, pues el sujeto no es de una vez y para siempre sino que “va siendo” en complejos itinerarios vitales y entramados vinculares.
  • La posibilidad de atravesar procesos de cambio que transformen el mundo externo al mismo tiempo en que se transforme dialécticamente el mundo interno y se generen situaciones de aprendizaje que desde nuestro enfoque, abonan a la salud mental teniendo en cuenta una concepción integral bio-psico-social del sujeto.
  • La construcción y consolidación de lazos sociales que enriquezcan el proyecto vital a través de vínculos de cooperación.
  • La participación activa en nuevas redes vinculares orgánicas, en las que el sujeto pueda poner en acción su capital intangible y su potencial de liderazgo.
  • La problematización de aquellas situaciones dilemáticas, construyendo un posicionamiento subjetivo activo y proactivo en relación al diseño del proyecto vital.
  • La participación en dispositivos grupales heterogéneos y albergantes, a partir de una tarea común que facilite a los integrantes los procesos de búsqueda vocacional y/o de cambio laboral.

Según la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657, sancionada y promulgada en 2010, se reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona. Se debe partir de la presunción de capacidad de todas las personas.

Esta ley de avanzada, se enmarca fuertemente en una perspectiva de Derechos Humanos, uno de valores esenciales de Rizoma Consultora. Nuestro abordaje, se encuentra profundamente alineado con este enfoque, puesto que se concibe a los consultantes como seres integrales, multi condicionados por variables histórico-sociales y al mismo tiempo, con un potencial transformador que puede desplegarse cuando se generan condiciones de posibilidad para ello.

En este caso, esas condiciones son generadas desde todos los dispositivos ofrecidos, en los que las mentoras acompañan e interpelan sin brindar soluciones predefinidas o “indicar” cursos de acción de modo directivo. Por el contrario, se favorece que cada consultante pueda indagar en su propio proyecto vital. Siguiendo a Sartre (exponente de la corriente existencialista), entendemos que vivir implica el compromiso con un proyecto que permite llevar la potencialidad al acto y le otorga sentido a la propia existencia. Aquí, podemos reconocer la doble significación de los proyectos:

  • Una de las raíces etimológicas de proyecto deviene de “Pro – Jectum”. Pro significa ir y Jectun, muerte. Esto aporta la idea de que al mismo tiempo en que un proyecto se concreta, el sujeto se encuentra ante “la muerte” del mismo. Esto requiere volver a performar otros proyectos que vitalicen la existencia. Desde Rizoma comprendemos este hito de cierre, como una nueva apertura que no clausura sino que potencia nuevas situaciones transformadoras y de aprendizaje.
  • Otra de las raíces etimológicas de la palabra, explica que proyecto implica “lanzar hacia adelante”. Esto implica reconocer que transitar ese camino requiere de objetivos claros con un plan y una tarea definida que se transformará en el motor subjetivo. Asimismo, involucrarse en un proyecto, implica inscribirse en entramados vinculares que otorgan valiosos roles sociales en términos de constelación de expectativas.

Tal como se ha señalado anteriormente, desde Rizoma Consultora, consideramos que tener un proyecto vocacional, laboral y/o profesional, incluye al sujeto en redes vinculares más amplias, favorece el despliegue de capacidades transformadoras y creativas, constituyendo una base elemental para la salud mental. En síntesis: allí donde hay un sujeto activo, vinculándose con otros, desplegando capacidades de transformación y aprendizaje, hay condiciones que abonan enfáticamente a un estado de salud mental.

Para ello, consideramos central, el dispositivo de Grupo Operativo, fundado por el creador de la corriente de Piscología Social en Argentina: El Dr. Enrique Pichon Rivière. A través del mismo, los integrantes de un grupo pueden abordar una tarea común a partir de los lazos vinculares que construyen entre sí y que les permiten poner en cuestión los implícitos de orden familiar, cultural y social que sesgan las elecciones tanto vocacionales como laborales. Tomar consciencia de estos aspectos condicionantes (en ocasiones determinantes) implica para el grupo lo que en palabras del autor se denomina: “Hacer explícito lo implícito”. En este sentido, parte de la tarea del grupo será elaborar las ansiedades y efectos subjetivos que produce el proceso, para dar paso luego, a la elaboración de un proyecto vocacional o laboral.

Participar de este dispositivo, permite visualizar y abordar el vínculo entre el mundo interno y el mundo externo, entendiendo que en esa interacción dialéctica y mutuamente transformadora, se va conformando tanto la subjetividad como los procesos de toma de decisiones que nos ocupan desde Rizoma Consultora.

Siguiendo a la Dra. Gladys Adamson (2012), el Grupo Operativo constituye un espacio político (pensando al mismo como el Ágora, la plaza central que nucleaba a la polis griega), en tanto incluye la pluralidad, la equidad en la circulación de la palabra, la libre participación sin ningún tipo de coacción y permite además, el discernimiento de las posiciones subjetivas desde las cuáles se ponen en consideración las situaciones vitales.

Discernir con otros, implica construir desde perspectivas heterogéneas, ejercitando la consciencia crítica, que desde el marco teórico que estamos planteando, solo es posible cuando en ese acto, se implican los esquemas cognitivos, afectivos y de acción. En síntesis, las situaciones de transformación subjetiva son la resultante de dicho interjuego que se aleja de concebir al aprendizaje (en términos de cambio) como una acción meramente intelectual.

Para finalizar, consideramos de capital importancia exponer los fundamentos teóricos que sostienen nuestra práctica, puesto que este marco, más allá de incluir los ejes basales del proyecto, constituye una explicitación de los supuestos y del posicionamiento ético que asumimos en los procesos que acompañamos.

 

* En términos del filósofo coreano Byung-Chul Han (2012), en la llamada “Sociedad del rendimiento”, los sujetos se explotan a sí mismos para rendir más y mejor, constituyéndose así en explotadores y al mismo tiempo en explotados.

Metodología

Hemos creado nuestra metodología de trabajo propia, que denominamos: “Identificación de patrones recurrentes en las elecciones laborales”[1] basada en que el consultante trace su propia biografía laboral, identificando ciclos e hitos relevantes dentro de cada uno de ellos. Se lo acompañará en el descubrimiento de mitos y creencias de orden familiar, cultural y social que probablemente hayan organizado la lógica general de cada ciclo, en vistas a que pueda realizar la elección de la próxima etapa desde una perspectiva estratégica y no desde la reedición de modelos de elección que tiene naturalizados.

Asimismo, en el caso de quienes deseen asesoramiento de Rizoma para formular su proyecto independiente, hemos diseñado una metodología llamada: “Identificación del capital intangible desarrollado en cada ciclo de la biografía laboral”, apuntado a que cada consultante pueda trazar su propio recorrido de trabajo previo, desagregándolo en etapas e identificando así, que habilidades, destrezas, competencias, fortalezas y conocimientos, puede extraer de sus ciclos laborales anteriores, para orientarlos al servicio del nuevo emprendimiento.

El enfoque y abordaje de todo el proceso (sea individual o grupal), se realiza desde un posicionamiento basado en la “mayéutica socrática”, entendiendo la misma como un método en el que el consultante tiene un rol protagónico en la auto producción de un “saber”, a través de preguntas e interrogantes que realizan las mentoras y que funcionan como generadores de la reflexión. Este enfoque en tanto posicionamiento ético, reorganiza las históricas concepciones sociales en relación al “saber” que desde este marco no es potestad de las mentoras que “enseñan”, sino una co-construcción dialéctica. Esto implica también, un posicionamiento vincular y metodológico en el que las profesionales que acompañan, no asumen un rol directivo, sino de “co-pensoras”, creando condiciones de posibilidad para la emergencia de ese “saber inédito” que en la mayoría de las ocasiones, no se sabe que se sabe.

[1] Inspirada en la metodología “La biografía humana”, al servicio de la indagación personal,
creada por la Lic. en Psicología Laura Gutman.

Bibliografía

  • Adamson, G. (2012): El Grupo Operativo como espacio político, Área 3. Cuadernos de temas grupales e institucionales.
  • Arendt H. (2005) ¿Qué es la política? Buenos Aires. Paidos.
  • Han, Byung-Chul. La sociedad del cansancio: Segunda edición ampliada. Herder Editorial, 2017.
  • Pichon Rivière, E. y Pampliega de Quiroga, A. (2007): Psicología de la vida cotidiana. Buenos Aires: Nueva visión
    Rascovan, S. (2016): La orientación vocacional como experiencia subjetivante. Buenos Aires, Paidós.
  • Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657
  • Castel, R. (1997): Metamorfosis de la cuestión social. Una crónica del salariado. Buenos Aires, Paidós.
  • Sartre, JP (1960): “Crítica de la razón dialéctica”. Biblioteca de obras maestras del pensamiento, Editorial Losada.